A continuación la segunda parte de la lista de alimentos anticancer del Libro Anticancer: Una nueva forma de vivir del Dr. David Servan.

Ácidos Grasos Omega 3

Los omega 3 de cadena larga que están presentes en algunos pescados grasos reducen la inflamación.  En cultivos de células se ha comprobado que reducen el crecimiento de células cancerosas en gran variedad de tumores además reducen su expansión.

Pero hay que tomar en cuenta que entre más grande el pez más contaminado, y puede estar con mercurio, PCBs y dioxinas, como el atún por ejemplo. Es importante por lo tanto consumir pescados grasos de menor tamaño como las anchoas enteras, la caballa y sardinas, también se puede consumir salmón salvaje.

Una excelente opción se encuentra en el reino vegetal, la linaza o lino es rica en omega 3 de cadena corta, así como en lignanos. Estos compuestos aplacan el pernicioso efecto de las hormonas que promueven el crecimiento del cáncer.  Se puede consumir las semillas de linaza recién molidas o también el aceite de esta semilla.

En un estudio de la Universidad Duke se observó que la ingesta de 30 gr. de semillas de linaza molida al día sirvió para frenar entre un 30 y un 40% el crecimiento de tumores de próstata.

La vitamina D

La administración diaria de vitamina D reduce significativamente el riesgo de padecer toda una serie de tipos de canceres diferentes en más del 75% con una ingesta diaria de 1.000 UIs de la forma 25 Hidroxi-vitamina D, según un estudio de la Universidad de Creighton.

Y bastan 20 minutos de exposición al sol diariamente para obtener entre 8.000 y 10.000 UI siempre con precaución y a las horas seguras.  Los alimentos con más vitamina D son el aceite de hígado de bacalao, el salmón, la caballa, las sardinas, la palta o aguacate y los granos de cacao.

Verduras y Frutas ricas en Carotenoides

Las zanahorias, el ñame, la batata, el calabacín amarillo, la calabaza, el tomate, el caqui, los albaricoques, la remolacha y todas las frutas de color brillante (naranja, rojo, amarillo, verde) contienen vitamina A y licopeno,  que tienen la capacidad de inhibir el crecimiento de las células cancerosas, especialmente algunas celulas agresivas como las de los gliomas cerebrales.

La luteína, el licopeno, el fitoeno y la cantaxantina estimulan el crecimiento de células inmunitarias e incrementan su capacidad de atacar las células de los tumores.

Los cítricos

Las naranjas, mandarinas, limas, el limón y el pomelo contienen flavonoides antiinflamatorios.  Además estimulan la desintoxicación de sustancias cancerígenas por parte del hígado

Se ha demostrado que los flavonoides de la piel de la mandarina (llamados targeritina y nobiletina) penetran en las células del cáncer cerebral facilitando su muerte por apoptosis. Pero es recomendable usar la piel de mandarinas orgánicas para evitar los pesticidas, insecticidas, etc.

El zumo de granada

Este zumo lleva usándose miles de años en la medicina persa.  Sus propiedades antiinflamatorias y antioxidantes, así como su capacidad para reducir el desarrollo del cáncer de próstata han quedado demostradas.  El consumo de 1 vaso con 225 ml de zumo de granada puede frenar en un 67% la extensión de un cáncer de próstata asentado.

Las Algas

Muchas variedades de algas contienen moléculas que frenan el crecimiento del cáncer, sobre todo el de mamá, próstata, piel y colon.  La fucoidina presente en las algas como  kombu y wakame, ayudan a promover la muerte de células cancerosas y estimulan las células inmunes.

La fucoxantina es el ingrediente que confiere tonalidad marrón a algunas variedades de algas, este es un carotenoides de la misma familia del licopeno y es aún más efectivo en su capacidad para inhibir el crecimiento de las células del cáncer de próstata.  Las principales algas comestibles son nori, kombu, wakame, árame y dulse.

Los probióticos

El lactobacillus acidophilus y el lactobacillus bifidus presentes en el intestino humano, inhiben el crecimiento de las células de cáncer de colon, además facilitan la motilidad intestinal, por ellos los probióticos cumplen un papel de desintoxicación. Los yogures orgánicos y el kéfir son buena fuente de probióticos, al igual que la col fermentada (chucrut) y el kimchi (un pescado en escabeche coreano).

También hay alimentos prebióticos, que estimulan el desarrollo de las bacterias probióticas como el ajo, la cebolla, el tomate, los espárragos, el plátano y el trigo entero.

Recordemos que es importante incluir alimentos anticancer en nuestra alimentación diaria, pues nos sirven tanto para la prevención como para el tratamiento de esta terrible enfermedad.

ALIMENTOS-ANTICANCER

 

Si crees que este artículo te ha sido útil, dale al “Me Gusta” y compártelo con tus amigos en las sociales. El universo te lo recompensará!