El consumir alimentos que nos ayuden en la lucha contra el cáncer es de suma importancia para prevenir y combatir esta terrible enfermedad.  En su libro Anticancer: Una nueva forma de vivir, el Dr. David Servan nos da una excelente lista de alimentos anticancer.

Aquí la primera parte de la lista de alimentos anticancer en la que he resumido las principales características y beneficios de estos excelentes alimentos:

Té verde

Posee numerosos polifenoles llamados catequinas, uno de ellos el epigalocatequina galato o EGCG, es una de las moléculas nutricionales más poderosas en contra de la formación de nuevos vasos sanguíneos por parte de las células cancerosas.

Después de tomar dos o tres tazas de té verde hay gran abundancia de EGCG en la sangre. En su laboratorio de Montreal, Richard Beliveau observo que las moléculas EGCG frenaban el crecimiento de leucemia, cáncer de mama, próstata, riñón, piel y boca, además el té verde activa los mecanismos del hígado capaces de eliminar más rápidamente las toxinas cancerosas del organismo.

La cúrcuma o palillo

La raíz de la cúrcuma es un polvo amarillo que constituye la principal especia del curry amarillo, además es uno de los ingredientes  más comunes de la medicina ayurvédica por sus propiedades antiinflamatorias.

La principal molécula responsable de dicho efecto es la curcumina, estudios de laboratorio han comprobado que la curcumina inhibe el crecimiento de un gran número de tumores: colon, hígado, estomago, mama, ovarios y leucemia por ejemplo.

Para que la cúrcuma pueda ser absorbida debe ser consumida con pimienta negra, que es como se usa siempre en el curry. Cabe destacar que incluso los tumores cerebrales más agresivos como el glioblastoma se hacen más sensibles a la quimioterapia si se consume cúrcuma durante el tratamiento.

Las setas

Otros alimentos anticancer son las setas shiitake, maitake, kawaratake y enokitake, que contienen una molécula llamada lentinano y polisacáridos que estimulan directamente el sistema inmunitario fortaleciéndolo.

Por ejemplo, la tasa de cáncer de estómago en Japón es hasta 50% más baja en los campesinos que consumen estas setas en comparación con los que no lo hacen.

Los frutos rojos

El ácido elágico es un polifenol presente en grandes cantidades tanto en las frambuesas como en las fresas, y se encuentra también en avellanas y nueces.

En dosis equivalentes a una porción alimenticia normal de frambuesas o fresas, está demostrado que el ácido elágico es capaz de ralentizar significativamente el crecimiento de tumores en ratones expuestos a agresivas sustancias cancerígenas.

Los arándanos

Contienen antocianidinas y proantocianidinas, moléculas capaces de forzar la muerte de las células cancerosas, siendo estas moléculas efectivas particularmente con el cáncer de colon.

Las hierbas y especias

Hierbabuena, el tomillo, la mejorana, el orégano, la albahaca y el romero, todas ellas ricas en ácidos grasos de la familia de los terpenos que son los que las hacen tan aromáticas, y que actúan sobre una gran variedad de tumores ya que reducen la expansión de las células cancerosas o bien provocan su muerte.

El jengibre

Es un potente antiinflamatorio y antioxidante, más eficaz que la vitamina E.  Actúa contra determinadas células cancerosas, además una infusión de jengibre sirve para aliviar las náuseas provocadas por la quimioterapia y la radioterapia.

Las Verduras Crucíferas

La col en todas sus variedades contiene sulforafano e indo-3-carbinoles (I3C) dos poderosas moléculas anticáncer, capaces de eliminar ciertas sustancias cancerígenas y que impiden que las células precancerosas se conviertan en tumores malignos.  Es importante que no se hiervan pues la ebullición puede destruir las moléculas anticáncer.

Los vegetales crucíferos para combatir el cáncer

Ajo, Cebolla y Puerro

Los compuestos de azufre de la familia de las  Liliáceas reducen los efectos cancerígenos de las nitrosaminas y de los compuestos n-nitroso, que se generan en las carnes a las brasas y por la combustión del tabaco. Promueven la muerte de las células malignas en el cáncer de colon, mama, pulmón y próstata, así como en la leucemia.

Los estudios epidemiológicos apuntan a una reducción del cáncer de riñón y de próstata en aquellos pacientes que más ajo consumen.

El tomate y la salsa de tomate

se ha comprobado que el licopeno del tomate tiene que ver con una mayor supervivencia en aquellos cánceres de próstata en que el hombre consume salsa de tomate en dos comidas a la semana como mínimo. Es importante para que se libere el licopeno, que el tomate este cocido ligeramente, y el aceite de oliva mejora su asimilación.

Alimentos ricos en Selenio

El selenio es un oligoelemento presente en la tierra.  Las verduras y los cereales de agricultura ecológica contienen grandes cantidades de selenio. El selenio estimula las células inmunes y potencia los efectos de los mecanismos antioxidantes del organismo para combatir las enfermedades.

Anticancer

 Seguir leyendo: Segunda parte de este artículo