Podemos definir la reflexoterapia podal como la ciencia de los reflejos de los pies, una valiosa herramienta que podemos utilizar para canalizar nuestra energía y con ello alcanzar la autocuración con sencillas prácticas entre nuestras manos y los pies.

Al igual que en otras partes de cuerpo, en los pies se encuentran reflejados todos los órganos, glándulas y sistemas del cuerpo. A través de la digitopresión con las manos trabajamos puntos reflejos. De esta forma estimulamos o relajamos según lo que necesite cada órgano con el objetivo de alcanzar la homeostasis (estado de armonía o equilibrio).

Ciencia milenaria poderosa y terapéutica que utilizaban nuestros ancestros desde Egipto, China, Malasia, India y en América, hoy por hoy la reflexoterapia podal se encuentra extendida y utilizada en todo el mundo por terapeutas o a nivel usuario. Además, resulta de gran utilidad para aplicar entre la familia.

Actualmente se trabaja como terapia única o complementaria a otra, ya sea de origen natural o alopático en caso de ser necesario, dependiendo del problema a tratar. Como terapia complementaria puede trabajarse junto con el resto de terapias manuales y naturales como la osteopatía y el masaje, flores de Bach, naturopatía, alimentación, etcétera.
La reflexoterapia podal se trata de una técnica agradecida y placentera que resulta agradable alos pies y al cuerpo entero, relajando con ella en profundidad en sistema nervioso central.

Indicaciones y beneficios de la reflexoterapia podal

Una de las prioridades de la reflexoterapia podal, como parte de las terapias holísticas, es limpiar el cuerpo de toxinas antes de empezar el problema a tratar. Es por ello muy recomendada en momentos en los que el cuerpo y la mente necesitan de una depuración profunda puesto que ayuda en el proceso de desintoxicación, estimulando los órganos excretores (sistema urinario e intestinos y sistema linfático).

Son diversas las indicaciones y beneficios que se le reconocen:

  • Relaja el sistema nervioso central y autónomo. Ideal para descargar estrés negativo y ansiedad.
  • Equilibra el sistema digestivo, favoreciendo con ello la correcta absorción de nutrientes.
  • Refuerza el sistema inmunológico. Aumenta las defensas y las regula en caso de enfermedades autoinmunes.
  • Al trabajar sobre el sistema urinario ayudamos a la expulsión de toxinas y retención de líquidos.
  • Estimula el aparato circulatorio.
  • Alivia el dolor e inflamación de nuestras articulaciones y músculos.
  • Especialmente agradable e indicado para embarazadas y su futuro bebé.
  • Regula problemas derivados del aparato reproductor femenino y masculino.
  • Regula problemas hormonales.
  • Revitaliza nuestra energía.

reflexoterapia podal

No existe límite de edad para trabajarla. Se puede realizar desde el primer momento del nacimiento y se puede aplicar en cualquier lugar. En cuanto a sus contraindicaciones, prácticamente no existen. Gracias a que es una técnica refleja, es muy utilizada en personas a las cuales no se les puede tocar directamente en otras partes del cuerpo sintomáticas.
Hay que destacar que los niños responden especialmente rápido a las reflexoterapia podal, siendo sus estímulos muy bien recibidos por un cuerpo más reciente y más sano.

La reflexoterapia podal hoy en día es considerada una de las terapias holísticas y manuales más sencillas de auto aplicar y utilizar como terapia en los demás. Al igual que otras medicinas milenarias, trabaja con una visión global del cuerpo en armonía con el propio ser.