La Ley de la Atraccion es la ley universal que trata de explicarnos que atraemos las personas y situaciones acordes a nuestro tipo de pensamientos, ya que todas las cosas están hechas de energía y las energías atraen energías similares.

Qué es la Ley de Atracción

La ley de la atracción es una ley por la que atraemos a nuestras vidas exactamente aquello en lo que más nos enfocamos.

Enfócate en lo que Quieres

Nuestros pensamientos y sensaciones emiten unas frecuencias vibratorias en forma de mensajes al Universo. Trata de imaginarte al Universo como un inmenso espejo, con la diferencia de que este espejo es creador, no te devuelve una imagen, sino una situación reflejo exacto de lo que tú piensas.

Cualquier cosa que pienses y sientas te lo devolverá reflejado en situaciones, emociones… similares. No importa quién o cómo seas. La ley de la atracción opera siempre y para todo el mundo.

De este modo si piensas (te enfocas) en lo que te hace sentir bien (alegre, relajado, entusiasmado…) te llegarán más situaciones cosas, personas, etc. que te harán sentir del mismo modo.

Si por el contrario te enfocas en lo que te hacen sentir mal (triste, ansioso, rabioso…) atraerás hacia tu vida situaciones que concuerdan con ese sentir.

Ten en cuenta que para la ley de la atracción no hay bien ni mal. El Universo solo refleja tu estado de ánimo y manifiesta tus deseos.

Utiliza la Ley de la Atracción a tu favor

No importa si eres rico o pobre, alto o bajo, sano o enfermo, hombre o mujer… la ley de la atracción como espejo creador siempre funciona.

Y te puedes preguntar ¿Y cómo puede ser que para la gente que se comporta mal, que roba, que son egoístas… también funcione? La ley de la atracción es una Ley Universal.

Al igual que la Ley de la gravedad, si saltas hacia arriba volverás a llegar al suelo, no importa si eres bondadoso, generoso… caerás igual que si hubieses sido de otro modo.

Ocurra lo que ocurra en tu vida, si tú eliges enfocarte en los pensamientos más positivos que te puedan ayudar, entonces, te darás cuenta de que atraes lo mejor para ti.

No hablamos de que nunca nos sintamos tristes, solos, nerviosos, perdidos… de lo que se trata es de salir de ese estado y no permanecer en él.

Fíjate en la reacción de dos personas distintas ante las mismas dificultades. Nunca es la misma. Una utiliza la dificultad para crecer al enfrentarla y superarla; la otra la aprovecha para caer en la trampa del victimismo.

Ley de la Atraccion

Aplica la Ley de Atracción

La Ley de la Atracción es una pieza importante del rompecabezas, pero es sólo una pieza, cuando se habla de la espiritualidad y las leyes universales.

Los pensamientos que tienes en tu mente son de hecho muy importantes y nada se crea sin primero la idea para ponerla en vigor.

Para atraer lo que deseas, debes mantener firmemente en tu mente lo que deseas. Los pensamientos en nuestra mente son los primeros pasos que damos en la creación de nuestro mundo, bueno o malo.

Si no te gusta el mundo en el que vives actualmente, necesitas simplemente cambiar tus pensamientos y creencias del mundo en el que vives.

Si quieres tener una buena vida familiar, si quieres ser dueño de tu propio negocio, si quieres ser rico, si quieres comprar una casa nueva, primero debes pensar así.

Primero debes cosechar el pensamiento y entonces creer que es posible. El pensamiento sin la creencia no significa nada. Es en la creencia de que se puede tener y ser lo que deseas, lo que hace la diferencia.

Existen 12 Leyes Universales y la Ley de la Atracción es una de ellas

Muchos libros hablan de la ley de la atracción, y creo que es importante que todos nos tomemos el tiempo para comprender que, sin embargo, no creemos que siguiendo las reglas detrás de esta ley por sí solo conseguir lo que quiere.

Sí, primero hay que pensar para ser y comenzar a ver un cambio significativo en nuestra vida utilizando la ley de la atraccion, pero si realmente queremos cambiar nuestro mundo para mejor y deseamos ser los creadores de nuestro destino debemos trabajar con todas las leyes de la naturaleza, no sólo a la ley de la atraccion.