El dolor de cabeza es una afección que seguramente cualquier persona del mundo ha tenido al menos una vez en su vida. Hay personas que lo sufren más a menudo que otras, incluso más intensamente. Descubre los tipos de dolor de cabeza y cómo puedes combatir el dolor de cabeza para que cuando estés con ese dolor tengas alivio rápidamente.

Cuando hablamos de dolor de cabeza hacemos referencia a cualquier dolor o molestia localizada en cualquier parte de la cabeza. En términos médicos se domina cefalea a este tipo de afección en la cabeza, que puede ser localizado en los tejidos del cráneo, las estructuras que lo unen a la base del cráneo, la cara, el cuello o el cuero cabelludo.

Se puede decir que el dolor de cabeza es muy frecuente, afecta al menos una vez al año al 50% de la población, y aunque resulta una cifra alarmante, en la mayoría de los casos se resuelve con la toma de un analgésico o cede espontáneamente, por lo que se considera generalmente como un trastorno benigno y las causas graves de los dolores de cabeza son raras.

Tipos de dolor de cabeza

tipos-de-dolor-de-cabeza

Sinusitis

Causa dolor en la parte frontal de la cabeza y la cara. Este tipo de dolor de cabeza se debe a la inflamación en los conductos de los senos paranasales que están detrás de las mejillas, la nariz y los ojos. El dolor es peor cuando te inclinas hacia adelante y cuando te despiertas por la mañana.

Cefalea en Racimos o Brotes

La cefalea en racimos (Cluster Headache, cefalea de Horton). Este dolor es también muy intenso, no pulsátil, que ocurre especialmente en la zona de las óbitas de los ojos (por la parte de atrás del ojo).

Suelen durar entre una y tres horas, interrumpidas por momentos en que parece que el dolor ha remitido, pero suele volver el dolor al poco tiempo. Sólo el 0.1% de la población mundial lo padece.

Cefalea Tensional

El dolor de cabeza más común es la cefalea tensional, que quiere decir que realmente el dolor es causado por tensión muscular en hombros, cuello, cuero cabelludo y mandíbula, o en toda la cabeza de forma regular. Puede estar relacionado con estrés, depresión, ansiedad o sostener la cabeza y el cuello en una posición anormal.

Migrañas

Otro tipo de dolor un poco más intenso es la migraña. Aunque es también frecuente (afecta entre al 12 y al 16% de la población) se caracteriza por producir ataques de dolor intenso, que afecta de forma característica a sólo la mitad de la cabeza, ya sea el lado izquierdo o el derecho. Se puede acompañar de náuseas, vómitos y sensación pulsátil.

 ¿Sabías que la migraña es más frecuente en las mujeres y la cefalea en racimos es más frecuente en los hombres?

Desencadenantes del dolor de cabeza y migrañas

Alimentación

Algunas sustancias presentes en la comida provocan una reacción inmunológica con un consecuente aumento de Inmunoglobulina E y, por tanto, de aminas. Las aminas, a su vez, pueden generar inflamación y desencadenar el dolor de cabeza.

En algunos casos, esto sucede aunque no se tenga alergia a las aminas o a los compuestos fenólicos, ya que estas sustancias son vasodilatadoras o inflamatorias del sistema circulatorio cerebral.

Escribir un ‘diario alimentario’ es útil para establecer relaciones entre lo que se come y los dolores de cabeza

Los alimentos que las contienen son bastantes, tal como se puede ver en la lista que sigue. Una buena herramienta para cumplir este propósito es escribir un ‘diario alimentario’ que ayude a descubrir si existe una relación directa entre el consumo de alguno de ellos y el desarrollo de dolor de cabeza.

Los alimentos a observar son los siguientes:

  • Ricos en aminas: aguacate, bebidas alcohólicas en general, berenjenas, ciruelas rojas, conservas de pescado, chocolate, embutidos, espinacas, fresas, frutas cítricas, frutos secos, hígado, higos, leche y yogures, mantequilla, marisco, pasas, pescados y carnes ahumados o desecados, plátano, quesos curados y quesos para untar, refrescos estimulantes, alimentos fermentados, preservados en vinagre o marinados, tomate y vinagres.
  • Ricos en compuestos fenólicos: café, chocolate, té.
  • Ricos en sal: alimentos deshidratados, conservas de pescado, embutidos, legumbres enlatadas, pescados en salazón o ahumados, snacks.
  • Ciertos aditivos: aspartame, enzoato, colorantes, glutamato monosódico, nitritos, sulfitos. Recuerda que son muy utilizados en alimentos manufacturados de consumo habitual, por tanto, una alimentación basada en los alimentos frescos y naturales será siempre la mejor opción.

Estímulos externos

Obviamente estos estímulos no los podemos controlar, pero al menos te mantienen alerta de que es muy posible de que en breve, puedas sufrir dolor de cabeza:

  • Los cambios bruscos de temperatura
  • Las altas temperaturas junto con la alta humedad
  • Las luces brillantes
  • Los sonidos fuertes
  • El incremento o reducción brusca de la presión ambiental (por ejemplo en un avión)
  • Determinados olores y perfumes, en ocasiones demasiado intensos

Estados emocionales

Es evidente. La preocupación, el estrés, la ansiedad y los estados depresivos tienen correlación con nuestra salud psíquica. Los problemas, son esas armas de doble filo que siempre acaban reflejándose en dolor de cabeza. Y las personas que las sufren, tienen una sensibilidad especial en determinadas estructuras cerebrales donde los vasos sanguíneos se dilatan y aparece el dolor.

Otros aspectos que pueden desencadenar dolor de cabeza

  • Dormir mal
  • No desayunar
  • Acostarse tarde
  • No ir al baño (deposiciones sólidas)
  • Esfuerzos físicos, como caminar mucho durante el día, llevar mucho peso
  • Las duchas o los baños muy calientes
  • Determinados medicamentos, donde se incluyen los anticonceptivos orales
  • Cambios hormonales, como la menstruación

Remedios caseros para combatir el dolor de cabeza

La alimentación es la mejor prevención

dolor-de-cabeza

Hay algo que hemos de tener claro: el dolor de cabeza y la migraña, de momento, no se curan. Se tratan. Hemos de aprender a vivir con ella conociendo sus indicadores para aliviar su aparición, sabiendo qué va a hacer que la desencadene (tal y como te hemos indicado). Mientras, por nuestra parte podemos incluir en nuestra dieta diaria:

#1 Alimentos ricos en Magnesio: El magnesio nos ayuda a relajar los nervios y los músculos, Es un mineral ideal para prevenir las migrañas gracias a su poder relajante, y su capacidad para aliviar la sobreexcitación de los nervios. Se aconseja tomar de 200 a 600 mg de magnesio por día. Conoce la leche de Quinoa, rica en magnesio 

#2 Vitamina B12: Los expertos también han concluido que tomar Vitamina B12 nos ayuda a aliviar el dolor de cabeza. Pero eso sí, si la tomamos cuando ya estamos sufriendo las crisis no nos aliviará. Debemos tomarla al menos durante 3 meses con una dosis de 400 mg al día para ir previniendo.

#3 Omega 3: el ácido graso Omega 3 protege las células del cerebro y reducen la inflamación, son pues perfectos para reducir la sintomatología del dolor de cabeza. Acostúmbrate a introducirlo en tu dieta. La chia es la mayor fuente vegetal de ácidos grasos Omega 3

Aromaterapia

dolor-de-cabeza

#1 Aceite Esencial de Menta: El aceite de menta ha sido utilizado por siglos para el tratamiento de las migrañas porque tiene propiedades calmantes. Puedes darte un masaje en la frente y en la parte posterior de la mandíbula con él.

#2 Esencia de Lavanda: Esta hierba es muy efectiva para los dolores de cabeza, sólo tienes que poner unas gotas de aceite de lavanda en una taza de agua caliente e inhalar el vapor por unos minutos, este tratamiento se debe repetirse varias veces al día.

#3 Aceite Esencial de Romero: Puede ser muy útil para el dolor de cabeza, ya que el ácido rosmarínico presente en el aceite de Romero tiene propiedades antiinflamatorias y puedes usarlo en forma de suaves masajes en la cabeza con el aceite para poder obtener el alivio de el dolor de cabeza.

#4 Clavos de Olor: Toma unos clavos de olor y aplástalos suavemente, para colocarlos en un pañuelo limpio e inhalar el aroma de los clavos de olor triturados cada vez que tengas el dolor de cabeza.

Infusiones

dolor-de-cabeza

#1 Infusión de Manzanilla con Albahaca y Romero: Colocar una ramita de romero, dos hojas de albahaca y una bolsita de manzanilla a ebullición en una taza de agua, reposar 5 minutos y la servir con una cucharadita de miel. Tiene grandes efectos calmantes y analgésicas, que además, facilitan la actividad del hígado. Hay que tomarlo dos veces al día, por la mañana en ayunas y la segunda a media tarde.

#2 Infusión de Jengibre:  Utiliza una taza de agua hervida con dos trozos de jengibre. Deja hervir durante 3 minutos, deja reposar y bebe lo más caliente posible.

#3 Infusión de Berenjena: Deberás tomarla fría una vez al día y después de la comida principal. Calienta medio litro de agua y añade una berenjena mediana en rodajas. Calentamos a fuego lento durante media hora, para que la cocción sea completa, dejando reposar unos 15 minutos.

Después, filtra el agua obtenida, que será lo que nos vamos a tomar. La pones en la nevera media hora y, a la hora de tomártela puedes añadir un poco de miel.

Si sufres mucho dolor de cabeza, puedes tomarla hasta 3 veces en ese mismo día, pero medio vasito en cada ocasión y bebiendo poco a poco. Si lo haces durante cinco días notarás sus efectos.

#4 Infusión de Menta y Jazmín: La menta y el jazmín configuran una combinación excelente tan deliciosa como saludable. Disponen de principios sedantes y calmantes que alivian las cefaleas y dolores de cabeza.

#5 Infusión de Melisa: Es quizá la planta más conocida para aliviar las cefaleas por cansancio, estrés, o por alguna enfermedad.

Las recetas de la abuela

dolor-de-cabeza

#1 Manzana con sal: En ayunas, comer una manzana con un poco de sal ayudará a eliminar el dolor de cabeza.

#2 Pasta de canela: Tan sólo con polvo de canela molida y un poco de agua, haz una pasta y colócala en las sienes y en la frente. El dolor desaparecerá poco a poco.

#3 Mascarilla de limón: El limón es un remedio natural muy beneficioso para aliviar el dolor de cabeza debido al calor. Las cortezas de limón se deben machacar hasta crear una pasta fina en un mortero y colocar como una mascarilla en la frente.

#4 Sandía con azúcar: Se trata de beber un vasito de zumo de sandía con mucho azúcar, es recomendado para el dolor de cabeza por calor.

Otros remedios QUE SÍ FUNCIONAN

dolor-de-cabeza

# 1 EFT: El EFT es una técnica de liberación emocional que nos ayuda a liberar aquellas dolencias que se dan por bloqueos de energía.

# 2 Método hindú:  Prueba cerrar la fosa nasal derecha y utiliza sólo la izquierda para respirar: dentro de unos cinco minutos, el dolor de cabeza debe desaparecer.

#3 Calentar los pies: Meter los pies en un cubo o cualquier recipiente grande lleno de agua caliente (con una temperatura de 40 ° C a 45 ° C) durante 15 minutos por la noche antes de dormir.

#4 Puntos de presión: Se trata de ejercer presión en otras partes del cuerpo, como las manos. La presión debe ser de manera circular por 3 segundos, luego suelta y repite esto 3 veces.

#5 Tomar café negro: El café tiene efectos positivos para reducir los dolores de cabeza y malestares en general, siempre que estos no estén relacionados con el sistema digestivo, ya que también es irritante

Y por supuesto, si tienes dolor de cabeza después de una noche de copas

Después de una noche de tragos, quieres evitar la resaca o un terrible dolor de cabeza? Come unas rodajas de pepino antes de irte a la cama y levántate fresco y libre de dolores de cabeza. Los pepinos contienen suficiente azúcar, vitaminas B y electrolitos para reaprovisionar los nutrientes esenciales perdidos en el cuerpo, conservando todo en equilibrio, evitando las resacas!!!