Los conflictos existen en todos los niveles; mundial, organizacional, profesional y personal. Los problemas son parte de nuestra vida queramos o no. Sin embargo, así como existen problemas, también existen soluciones. ¿Quieres saber en qué consiste La Tercera Alternativa?

Principalmente los problemas empiezan porque hay dos formas de ver una realidad. La mayoría de los problemas tienen dos alternativas; la tuya y la mía. Es mi realidad contra la tuya, mi visión contra la tuya, mis amigos, mis principios, mis valores, mis decisiones, etc. Y hasta que una de las dos partes no ceda y se deje derrotar, no habremos solucionado el problema.

Tercera Alternativa

En la actualidad, basta y sobra encender la TV para darnos cuenta que vivimos en un mundo en el que todos queremos tener la razón. La realidad política y social en la que vivimos, se caracteriza por querer demostrar a los demás que somos los dueños de la verdad,  mientras que quienes piensan distinto a nosotros hacen exactamente lo mismo. Estamos socialmente acostumbrados a tirar la cuerda hacia nuestro lado.

El problema con este tipo de pensamiento es que en el mundo de la política, de los negocios y de la vida en general, lo que prima es una relación Ganar- Perder. Siempre hay uno que gana, y siempre hay uno que pierde. Pero, ¿qué pasaría si cambiamos nuestra forma de pensar y nos esforzamos por establecer relaciones Ganar- Ganar?

Esto es lo que Stephen Covey ha llamado La Tercera Alternativa. No se trata de mí o de ti, se trata de NOSOTROS. No es mi alternativa, no es la tuya; es la NUESTRA.  La Tercera Alternativa consiste en construir entre las dos partes un compromiso que permita conseguir una relación Ganar-Ganar, donde las partes se comprometen a hacer todo lo posible por agregar valor a través de un proceso de sinergia. Albert Einstein dijo una vez que los problemas no podían resolverse en el mismo nivel de pensamiento en el cual fueron creados.  Es por ello que el reto consiste en cambiar nuestra manera de pensar, y ver el conflicto como la oportunidad de crear un escenario mejor para todos.

¿Cómo sería el mundo si decidiéramos tirar todos hacia el mismo lado de la cuerda y multiplicar las fuerzas para el logro de un objetivo común?

La pregunta mágica de la Tercera Alternativa es: ¿Estás dispuesto a dedicar tus esfuerzos en buscar una alternativa mejor de la que hayamos pensado anteriormente?

¡Hoy es un buen día para empezar a hacerlo!